A - Cuatro esquinas de la primera cara

 

UBICAR ESQUINAS

 

Elija una cara del cubo; sitúela en la parte superior y suba las cuatro esquinas con el mismo color también hacia arriba, de manera que en el cuadrado superior se vean al menos las dos diagonales - cinco piezas - del color elegido. Gire el tercio superior del cubo comprobando la coincidencia de los colores laterales de las esquinas con los de las caras correspondientes. Compruebe que se da uno de los casos siguientes:

Caso 1.- Ninguna de las esquinas tiene sus colores alineados con los colores de las caras laterales.

Caso 2.- Dos esquinas adyacentes deben ser intercambiadas para tener una ubicación correcta.

Caso 3.- Una de las esquinas está correctamente ubicada pero no tiene sus colores alineados con los colores de las caras laterales.
Caso 4.- Dos esquinas diagonalmente opuestas deben ser intercambiadas para tener una ubicación correcta. Se utiliza la misma secuencia de movimientos que en el caso 1.

Caso 5.- Las cuatro esquinas tienen sus colores alineados con los colores de las caras laterales.